Scroll to top

El Arte de la Observación

:: SONIDO Y REALIDAD ::
– todo vibra –

Las sensanciones son un tipo de vibración
Los pensamientos son un tipo de vibración
Las emociones son un tipo de vibración
Estos tres tipos de vibración son un mismo flujo energético.
Este flujo energético ES el despliegue de la experiencia.

– la experiencia vibratoria –

Cuando hablamos de que reaccionamos a los hechos que van ocurriendo, estamos reaccionando a sentir vibración.
Estamos condicionados a la idea de que hay «vibraciones buenas» y «vibraciones malas». La vibración es frecuenicia, frecuencia es información, información es sonido. Sentir la vibración nos informa. Toda experiencia es un sonido específico y armónico dentro de la canción de vida. La canción de vida es un sonido específico y armónio dentro de las canciones de vida de la vida de toda la humanidad. La canción de la humanidad es un sonido específcio y armónico dentro de la canción del planeta. ¿Estamos a la escucha? ¿Nos cantamos? No escuchamos si nos enrroscamos en el aspecto pensante de eso que se esta sintiendo, eso es rollo y es sólo un aspecto. Pensamiento, emoción y sensación son aspectos de un mismo flujo unitario y humano.

– Observando el movimiento que va ocurriendo a través y alrededor nuestro – todo está conectado –

La paradoja de cómo un cuerpo habita lo infinito. ¿Es posible que la misma materia del cuerpo se abra a un psiquismo transcorporal y sea penetrada por el cosmos?

 

:: EL ARTE DE LA OBSERVACIÓN Y ESTADOS DEL SER ::

El estado de la mente del análisis y el estado de contemplación son dos maneras diferentes de atención. La manera en CÓMO prestamos atención a lo que acontece informa la calidad de ese contenido. Mientras que el pensamiento está relacionado al lenguaje, a las etiquetas, los números, categorizaciones y al significado de los sucesos; la contemplación percibe energía, presencia, flujo. Estos dos tipos de inteligencia se relacionan al funcionamiento de los hemisferios cerebrales.

La contemplación permite ver el mecanismo de cómo operan las creencias inconcientes instaladas, la estructura de cómo conducen nuestro accionar y el sentir, y la manera en que significamos los acontecimientos de la vida cotidiana.
Cualquier opinión o juicio impedirá la comprensión del patrón estructural de aquello que va aconteciendo adentro/afuera, en un movimiento continuo y simultáneo entre lo manifiesto y lo sutil, lo visible y lo invisible, lo conciente y lo inconciente. Cuanto más la observación va hacia adentro y se sutiliza en niveles cada vez más amplios de abstracción, nuevas comprensiones surgirán.

Es decir que el estado del ser en contemplación incluye y trasciende el estado fragmentado con cual el intelecto percibe. Para ello no hace falta ningun método y, de hecho, no puede suceder con ningun método porque todo método incluye al tiempo, y la contemplación sucede en presente, ya mismo. Estoy contemplando o no estoy contemplando, pero no puedo intentarlo o pensarlo, ni recurrir a un método que me hará contemplar lo que ya mismo está ocurriendo. Estoy contemplando o no estoy contemplando. Es simple. Pero, ¿te has dado cuenta cuán dificil es para el pensamiento simplemente estar y ser plenamente lo que se está siendo sin esfuerzo, y habitar el espacio infinito de este instante?

 

:: MENTE FRACTAL Y EL ARTE DE LA OBSERVACIÓN ::

Toda sensación y toda experiencia tiene una función, un significado y un propósito; los cuales permancen ocultos para el observador que no ha despertado a la función receptiva de la observación que es la contemplación. Cuando la experiencia es sentida vibratoriamente, al mismo tiempo que se observa la reacción/represión de tal expresión de la energía (sensaciones, emociones, pensamientos), se van revelando los patrones de reacción/represión con cual uno tiende a responder a los sucesos de la vida cotidiana, que dan como resultado un patrón repetitivo de experiencias y relaciones. Cuando el patrón es visto se descubre la función de la experiencia determinada, el orden que ocupa dentro de un contexto de tiempo mayor en cual eso que está ocurriendo, ocurre. El «para qué» emerge, su propósito pleno de significado, el cual se encuentra más allá de las palabras, ya que el propósito de toda sensación, de toda experiencia, de toda relación es el AMOR. Es el AMOR el significado desde el cual toda experiencia emerge, y la función de todo lo que existe es aprender a AMAR. Nosotros estamos aprendiendo a amar.

 

Soledad Davies

Noviembre 2016

Buenos Aires, Argentina

 

.

 

 

Author avatar

Soledad Davies

https://soledaddavies.com
Astróloga / Psicoterapeuta / Investigadora / Divulgadora

Related posts

Post a Comment

X